La Unión Europea (UE) no aporta únicamente grandes donaciones, sino que también es una entidad clave de formulación de política en el ámbito de los derechos humanos en el mundo entero. El tratado sobre el cual se fundó la compromete a participar activamente en fomentar el respeto a los derechos humanos más allá de sus fronteras. La UE aborda esta tarea tanto prestando apoyo financiero a las iniciativas y proyectos de derechos humanos como participando en el diálogo político con países terceros. Es capaz por tanto de utilizar sus facultades políticas para fomentar cuestiones particulares e influir en gobiernos de países terceros para que modifiquen su política. La lucha contra la tortura, el maltrato y otros tratos crueles o inhumanos es un elemento crucial de la política de derechos humanos de la UE más allá de sus fronteras. 

Download

By continuing your visit to this website, you accept the use of cookies in accordance with our privacy policy. Yes I accept