Desde el inicio de la República, las relaciones sociales, políticas y económicas en el Perú se configuraron a partir de los remanentes  del colonialismo y el régimen estamentario y semifeudal. Además, la falta de una élite que pudiera implementar un proyecto nacional hegemónico integrador y funcional, entre otros factores, estableció formas violentas de relación entre peruanos expresadas a través de una profunda discriminación, inequidad de oportunidades, injusticia, pobreza, clasismo, racismo, impunidad, etc. Sin embargo, la emergencia de Sendero Luminoso en 1980significó un punto de quiebre en el frágil contrato social entre peruanos. 

Download

By continuing your visit to this website, you accept the use of cookies in accordance with our privacy policy. Yes I accept